El género no es binario y no deberíamos actuar como si lo fuera

12 Sep

Escrito por: Erin Riordan
Traducido por: Verónica Han

El género es un espectro. No es binario, no es hombre o mujer ni él o ella, y tenemos que dejar de hablar sobre esto como si solo existiesen estas dos cajitas. El género es complejo y presenta infinitas posibilidades. Sin embargo, nuestra sociedad esconde e ignora la complejidad del género y de la identidad. Desde que nacemos se nos asigna un género y se nos dice que no hay más que eso. Pero no es así y tenemos que empezar a comportarnos como corresponde.

Yo soy una mujer cisgénero. Disfruto del “privilegio-cis” y durante la mayor parte de mi vida no distinguía las infinitas formas en las que mi identidad de género estaba validada mientras que las de otras personas no. Empieza al nacer, cuando etiquetamos a los bebés como “niño” o “niña” y con la actuación médica estándar que “corrige” inmediatamente los genitales de niños intersexuales (“corrigen” va entre comillas para reconocer lo horrible que es esta práctica y cómo ignora el hecho de que ni siquiera el sexo es binario). Se refuerza con los estándares de colores y los juguetes que dependen del género, así como con las palabras “hijo” e “hija”, “hermano” y “hermana”. Continúa con baños y con equipos de deportes específicos para cada género.

Al ir creciendo, se multiplican las maneras en las que el género se restringe. Hay escuelas para chicos y escuelas para chicas. Hay clases de educación sexual que presentan el sexo como binario, el género como binario e incluso ambos como si fueran lo mismo, haciéndolos indistinguibles entre ellos y por lo tanto reforzando el cisgénero como la norma y el estándar aceptable. Hay una forma de hablar sobre las relaciones románticas: les enseñamos a los adolescentes que pueden tener novios o novias pero no les contamos sobre las parejas o las personas con las que podemos entablar una relación. Les enseñamos heteronormatividad y la normatividad de género. Al inscribirnos en las residencias universitarias nos piden que nos identifiquemos como “hombre” o “mujer” sin dejarnos otra opción, y nos ponen por parejas con quien se supone que coincide con nuestro sexo/género. Cada formulario, desde médico hasta legal pasando por Facebook, nos pide que marquemos una caja de género: hombre, mujer y, si tienes suerte, otro. Incluso “otro” es problemático, puesto que agrupa una infinidad de identidades en una casilla, y se supone que es un regalo para la diversidad de género. Hay seguros médicos que se centran en las normas cisgénero, sin tratamientos estándar para los pacientes que no lo son.

Y, por supuesto, los medios de comunicación. Hace poco, en mi clase de Estudios sobre el Género y la Mujer, estudiamos las formas en las que se presenta el género en los medios. Nuestra conversación dio vueltas en su mayor parte a la manera en la que se objetiviza a la mujer en los anuncios, películas, revistas, etc., y las consecuencias de esto, problemas con la imagen corporal, dificultades profesionales y en el ámbito de trabajo y, por supuesto, la perpetuación y normalización de la violencia contra la mujer. Sin embargo, lo que más me impactó al ver todos esos anuncios no fue la forma en la que la mujer estaba representada, sino que solo representaba a hombres y mujeres. En todas esas decenas de publicidades que vimos, no había ni un individuo que no fuera cisgénero. En la esfera pública, la gente que no es cisgénero no existe. No se los ve ni se los reconoce ni se los representa.

Incluso es más notable en la forma en que representamos el género en nuestro lenguaje. Nuestro lenguaje depende del género y nos falta una forma estandarizada de hablar. En inglés existen pronombres sin género o del “tercer género” aunque su uso no está muy extendido. They, them, ze, zie, zir, hir y muchas otras opciones, pero fuera de la comunidad queer su uso no es común ni está normalizado. Se considera gramaticalmente incorrecto usar un lenguaje neutral al escribir, o por lo menos eso es lo que me dice el corrector de Word. Cuando uso palabras como cisgénero, hombre trans o mujer trans, me dice que no son palabras. Y, por supuesto, no reconoce ninguno de los pronombres neutros dichos anteriormente. Les enseñamos este lenguaje basado en el género a nuestros hijos, quienes lo siguen usando toda su vida. Suponemos identidades cisgénero en todo lo que hacemos, lo que se refleja en nuestro lenguaje. Estuve en tan solo dos situaciones en las que se pedía al grupo que dijeran no solo sus nombres, sino también los pronombres que preferían para sí mismos. El mismo lenguaje fortalece los géneros binarios e invalida las identidades de quienes no se identifican como cisgénero, manteniendo una norma excluyente y dañina.

Estas normas sobre el género crean una cultura de discriminación, transfobia y prejuicio contra la gente que no es cisgénero. El predominio de los géneros binarios y la discriminación contra quienes no son cisgénero influyen en prácticamente todas las áreas de la vida tanto pública como privada. Los individuos que no son cisgénero sufren el doble de la tasa de desempleo y un 97% de los que tienen trabajo sufren acoso laboral. Esta discriminación y maltrato contribuye con los índices tan altos de pobreza entre la gente que no es cisgénero, que se encuentra en un 15%, el doble respecto a los índices de la población en general. La inestabilidad en la vivienda y el número de gente sin hogar también son más altos entre estas personas como resultado de esta discriminación tan extendida.

No obstante, se dan otras formas más serias de “privilegio-cis” y de transfobia en nuestra sociedad. En Estados Unidos, solo 13 estados tienen leyes contra delitos de odio hacia la expresión o la identidad del genero, y la violencia contra las personas transgénero está muy extendida. Muchos son los que han documentado a la policía y a sanidad de la discriminación hacia este grupo que experimenta violencia y agresiones por odio. Las estadísticas indican que la gente que no es cisgénero corre un peligro más significativo de sufrir la violencia provocada por el odio, aún así, la mayor parte de esta violencia no se denuncia y el gobierno no recoge ningún tipo de dato sobre este tipo de violencia. Necesitamos mejorar de forma drástica la manera en que manejamos esta violencia, incluyendo (pero no limitándonos a) la seguridad, el trato, la atención, la concienciación y la prevención.

Aunque reconozco todas estas formas de discriminación, todos estos dobles raseros y la violencia de nuestra sociedad y cultura, ignoro aún mucho de lo que afecta a la gente que no es cisgénero. Desconozco aún muchos de mis privilegios. Mis experiencias como una mujer cisgénero me hacen más difícil ver cuáles son los privilegios que yo tengo y otros no, así como entender las experiencias de quienes no son cisgénero. Pero este privilegio no es una excusa para la ignorancia o la inacción. Tengo la responsabilidad de educarme, de concienciarme y de ser una aliada mejor. Necesito reconocer que esto es un proceso y que voy a equivocarme y me saldrá mal. Aunque sea consciente de la naturaleza cisgénero de nuestro lenguaje, sigo luchando para utilizar una escritura neutra en cuanto al género. Sigo corrigiéndome cada vez que asumo cuál es la identidad de género de una persona. Pero esto no es una causa para rendirme ni para quejarme de que es “demasiado difícil” como para preocuparme. Solo significa que necesito comprobar una y otra vez mis privilegios y actuar de forma tal que reconozca y apoye la variedad de identidades y de expresiones del género que existen en nuestro planeta. Significa que necesito concienciarme y ser una aliada mejor.

Y menos mal que hay tantos recursos para ayudarme en este proceso y tantos ejemplos de activismo no cisgénero. Hay grupos y organizaciones de defensa. En Washington está la fantástica DC campaign a favor del respeto al transgénero y la identidad de género. Existen blogs y gifs y todo tipo de comunidades online increíbles. Las Girl Scouts decidieron incluir niños transgénero. Un padre en Alemania se pone vestidos y pintauñas para apoyar la expresión de género de su hijo. Los estudiantes de un colegio en Baltimore empezaron a usar un pronombre de género neutro. Hay películas y libros y mucho más. Hay tantas formas de estar informado y de apoyar lo relacionado con quienes no son cisgénero. Hay tantas maneras de enfrentarse al género binario. Ya es hora de dar un paso adelante y hacerlo.

Pongámonos en movimiento, empezando por reconocer la complejidad del género y concienciándonos de que este es un espectro. Reflexionemos sobre nuestras propias acciones y eduquémonos cuando lo necesitemos. No podemos dar por hecho ni que conocemos algo cuando no estamos informados ni que una cuestión es inexistente porque no la vemos. Y en lugares como el campus, tenemos que pedir que se establezcan baños de género neutro. Tenemos que enfrentarnos a la violencia contra individuos no cisgéneros. Tenemos que pedir al Gobierno que establezca leyes nacionales contra la discriminación laboral, sanitaria, de vivienda y en cualquier otra área de la vida. Tenemos que reconocer que el género no es binario y que no deberíamos actuar como si lo fuera.

Anuncios

15 comentarios to “El género no es binario y no deberíamos actuar como si lo fuera”

  1. Alix septiembre 20, 2014 a 11:25 pm #

    El artículo es muy interesante pero contiene unos errores (de traducción y de concepto) que necesitáis corregir.

    – “Intrasexual”, que imagino que será errata. Es “intersexual”.

    – “Transhombre, transmujer”. Probablemente estaría mal escrito en el original como “transmen/woman”, pero desde numerosos círculos de activismo se está insistiendo en que se escriba “hombre trans, mujer trans, persona trans”, ya que no somos otro tipo de ser humano y “transgénero” es un adjetivo más, como pueda serlo el color de piel o pelo, la profesión o cualquier otro detalle sobre una persona.

  2. Larissa diciembre 31, 2014 a 12:34 am #

    Muy interesante el articulo!!! Me alegra encontrar buenas fuentes en español, es algo tedioso tener que estar traduciendo los textos de ingles a español para poder educar otras personas, muy buen trabajo!!! He estado batallando para encontrar fuentes en español sobre personas con genero no binario, y que pronombres prefieren, si tienes algunos links que me puedas pasar, muchas gracias!!! Se que en ingles el mas comun es they/them/their pero ya que en español hay las y los no me gustaria usar los pronombres incorrectos y mucho menos estar adivinando su genero, super transfobico, muchas gracias!

  3. GenderQueen julio 15, 2015 a 1:54 am #

    Muchas gracias por compartir el texto en castellano.

  4. valyria no arde agosto 5, 2015 a 6:38 pm #

    Muchisimas gracias, gracias, de verdad. Como persona de género no binario, a veces me siento tan solo que me dan ataques de ansiedad (tengo un problema con accesos de pánico o ansiedad o incluso paranoia, y, si bien no son “a causa de mi género”, como dirían algunos para desacreditarme, la discriminación y la invisibilización no ayudan). Toda la información que tengo, todas las comunidades online son en ingles, sieeeempre en inglés. Me manejo muy bien, pero hay cosas que no pueden llegar a entenderse. No pueden entender mi problema con en lenguaje. Aqui cada adjetivo, cada maldita palabra, habla de tu género. Allí solo son los pronombres, es un problema mucho más fácil de abordar (de hecho, el they singular está más reconocido de lo que creemos). Yo uso principalmente desinencias masculinas, aunque muchas veces voy cambiandolas entre el femenino y el masculino (decir que soy guape/fee o tonte/liste, o une persona extraoirdinarie, seria lo más adecuado, pero sería muy dificil hacerme entender, y no quiero sacrificar mi capacidad de comunicar en pro de mi identidad de género, por doloroso que sea), y eso solo cuando estoy con gente que sabe de mi género. Porque estar 100% fuera del armario es impensable (o casi) para un no binario. Mucha gente que me importa no lo sabe, no sabe lo que me duele, lo que me irrita que me hablen y me metan en un saco en e que nunca pertenecí. A cada paso que doy, el mundo me recuerda que soy un bicho raro, que no me merezco más respeto del que pueda mendigarle a unas cuantas personas que me lo conceden… Y mi caso no es el peor, tengo muchos privilegios debido a mi raza y otras cosas, pero hay gente que realmente no se como tienen la fuerza de seguir adelante. Y gente que esá del todo fuera del armario como no binaria, gente que no consiente que le encasillen, aunque tenga que luchar por ello. Esa gente me hace sentir un cobarde, pero joder, es que a veces es una mierda. Me considero feminista, pero cada vez que veo a los grupos feministas repitiendo el mismo binarismo que el patriarcado impuso, y encumbrandolo, y aplastandome… Siento que no pertenezco. He encontrado comunidades feministas, antiracistas y queer que son inclusivas con la gente como yo, pero siempre en inglés. Para mí, leer esto ha sido muy liberador, y muy bonito, y necesario. Gracias.

    P.D.: Adoro encontrar aliados así, gente que, aunque no tenga ninguna obligación de ser consciente de su privilegio, lo es, y trata de mejorar. Esas cosas son bonitas. Si quieres alguna información sobre este tema, puedes considerarme una enciclopedia parlante, porque se muchisimo de esto, por la cuenta que me trae. Por cierto, por si te interesa, soy agénero fluido o agénero flux, pero eso generalmente no lo digo porque no creo que sea lo importante, lo importante es que no me metan en sus binarios

    • D. R. diciembre 9, 2015 a 9:29 am #

      Justo esto es lo que estaba buscando. Recientemente conocí a una persona no-binaria. Vivo en Estados Unidos y cuando hablamos en inglés es fácil, como dices, pero está estudiando Licenciatura en Español y le gusta que practiquemos juntos, además de que yo extraño mucho hablar en español. Empecé a tener problemas porque no sabía qué palabras usar, ¿”estás bien lindo” o “estás bien linda”? Al escribir pensé que estaría bien usar lind@ o lindx, pero eso no se puede leer además de que no eran los adjetivos que prefería. Ahora sé que cuando me refiera a ella debo usar adjetivos “femeninos” porque así lo decidió. Al principio no entendía por qué usar adjetivos femeninos si su género era no-binario. Me cayó el 20 cuando me dijo “así me gusta que me digan”. Aún me confundo y debo disculparme a cada rato cuando le digo “guapo”.

      Me parece extraño que me esté costando trabajo entender pues yo siempre me consideré de mente muy abierta y además soy hombre bisexual. Lo que más me preocupa es lastimarla de alguna manera al no respetar su género de manera accidental. Es por eso que decidí buscar recursos en línea y, luego de un rato de andar buscando, me alegra bastante haber encontrado este post.

      Es la primera persona no-binaria que conozco, es super linda, tiene una sonrisa hermosa y en verdad me gusta mucho. Espero pronto animarme a pedirle empezar una relación seria.

      Gracias por compartir/comentar (:

      P. D. Una disculpa si cometí algún error al escribir mi comentario. Ya lo revisé varias veces y creo que está bien, pero con lo noob que soy al respecto seguro me equivoqué en algo.

    • Lucre febrero 26, 2016 a 12:56 pm #

      Ayer hable con mi hijo de 19 años, me dijo que le gustan las mujeres, que no le gustan los hombre pero que él prefiere ser mujer, que desde niño no estaba de acuerdo en ser hombre por fuera, que le gusta todo lo de las mujeres, el juega en internet y sus personajes son guerreras, me dijo que una vez intento ser Guerrero y que entró en depresión, entonces por decirlo así, en su vida de fantasía se siente feliz siendo una chica, me fascinaría ayudarlo para que sea feliz pero no sé cómo, ayer le dije que le valga madre lo que digan los demás que él tiene que ser feliz, en fin tengo tantas dudas de cómo ayudarlo es algo nuevo para mí. Tengo un hijo de 25 años y una hija de 21,sería increíble me puedas orientar en cómo puedo apoyar a mi hijo, mil gracias

      • valyria no arde noviembre 15, 2016 a 6:35 pm #

        Esta respuesta llegue muy tarde, pero lo más probable es que tu hijo no sea un chico sino una chica trans y lesbiana. Deberías apoyarla en su camino, puede que sea duro, pero tu tienes que estar ahi para ella, preocuparte por como se siente. No es una elección no es algo que se pueda cambiar.

    • Yanina octubre 10, 2016 a 6:38 pm #

      Me encanta tu comentario! Puedo agregarte al face?

  5. Ann octubre 30, 2015 a 4:50 pm #

    Muy buen artículo, muy muy muy acertado. Se agradece ver artículos así en español ya que como se ha dicho en otros comentarios, generalmente estas cosas sólo se encuentran en inglés.
    Aunque estoy en ligero desacuerdo contigo en un punto, que es el médico, en el caso de los formularios médicos el sexo biológico es el que realmente importa porque, aunque obviamente una persona no necesita ni pene ni vagina para ser hombre o mujer, en términos biológicos hombres y mujeres son distintos y en medicina hay ciertos medicamentos que pueden ser dañinos debido a ciertas hormonas que sólo se encuentran en cuerpos de sexo biológico femenino o de sexo biológico masculino.
    Dejando aparte este pequeño inciso, muy fan de tu artículo.
    Un abrazo!

    • Rocio enero 29, 2016 a 4:15 pm #

      Totalmente de acuerdo!
      Mi problema esta a la hora de colocarme un pronombre cuando no me identifico con ningún género.
      Llevo toda mi vida usando femeninos ya que esos son los que me fueron establecidos, pero siento que es incorrecto ya que no son con los que me siento identificadx.
      Utilizo la x para escribir últimamente, pero al decirlo se me hace imposible.
      Encontré los pronombres ey/eir en inglés que son utilizados para las personas agenero (si tengo entendido bien), pero no se como se traducirían al español de una forma que no sea élle que suena más neutral.
      Agradecería si alguien podría ayudarme. Gracias de todas formas.

  6. kashidean febrero 21, 2017 a 8:26 pm #

    Gracias a Dios que encuentro un post sobre géneros no binarios en español. Tenéis mucha razón: la graaaaan mayoría de textos sobre las identidades de género están en inglés. Me manejo bastante bien, pero me gustaría que hubiese más gente enterada en España o países hispanohablantes en general. Muy buen artículo.

    P.D.: creo que esto ya lo ha mencionado unx usuarix arriba, pero en los documentos médicos/sanitarios sí se necesita escoger entre hombre, mujer o intersexual (me gusta más el inglés en este aspecto con “male” y “female”), puesto que dependiendo del sexo biológico se debe proceder de una manera o de otra (hormonas y esas cosas).

Trackbacks/Pingbacks

  1. Contra del género binario. – EXSO. - abril 13, 2016

    […] Seguimos viviendo ante reglas de heteronormatividad, aunque hayamos cambiado algunos aspectos de ésta. El predominio de los géneros binarios y la discriminación contra quienes no son cisgénero tienen consecuencias tanto en la vida pública como en la privada. De hecho, “las personas que no son cisgénero sufren el doble de la tasa de desempleo y un 97% de los que tienen trabajo sufren acoso laboral. Esta discriminación y maltrato contribuye con los índices tan altos de pobreza entre la gente que no es cisgénero, que se encuentra en un 15%, el doble respecto a los índices de la población en general.” FUENTE. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: